jueves, enero 12, 2006

Descubren una proteína cerebral con propiedades antidepresivas

Descubren una proteína cerebral con propiedades antidepresivas

ELMUNDO.ES
(Ilustración: Raúl Arias)
(Ilustración: Raúl Arias)
    A D E M Á S ...
>> NOTICIAS RELACIONADAS
Una proteína denominada p11 parece estar directamente relacionada con los síntomas depresivos. En la investigación que se publica en 'Science' se ha localizado también el gen responsable de esta molécula que podría marcar la susceptibilidad de un individuo a padecer depresión a lo largo de su vida. El hallazgo abre nuevas posibilidades terapéuticas para esta enfermedad.
Las células del cerebro (neuronas) se comunican entre sí mediante la secreción de sustancias (neurotransmisores) que se unen a receptores en la superficie de las células. Uno de estos neurotransmisores es la serotonina, para la que existen nada menos que 14 receptores diferentes en la superficie celular. Uno de ellos en particular, denominado 5-HT1B ha sido relacionado en estudios previos con la depresión y otros trastornos como ansiedad o los problemas obsesivos—compulsivos.
El trabajo que ahora se publica ha sido realizado por un grupo de investigadores entre los que se encuentra el doctor Paul Greengard, premio Nobel de Medicina en el año 2000, precisamente por sus trabajos sobre serotonina.
Los investigadores han conseguido identificar una proteína relacionada con este receptor, a la que han denominado p11 y al gen que controla su producción que ha recibido el mismo nombre. Esta molécula es capaz de regular los receptores para serotonina existentes en la superficie de las células.
Efectos antidepresivos en humanos y ratones
Para comprobar su hipótesis los investigadores analizaron muestras de cerebro de pacientes depresivos que habían fallecido y de ratones genéticamente modificados para padecer depresión. En ambos casos identificaron niveles más bajos de proteína p11 que en sujetos y animales sanos utilizados como control.
Por otro lado, los ratones tratados con antidepresivos de diferentes clases o incluso con terapia anti-convulsiva mostraban en todos los casos una elevación de los niveles de p11 independientemente del tipo de terapia antidepresiva que hubiesen recibido.
Al comprobar que tanto humanos como ratones deprimidos tenían niveles bajos de p11 en sus neuronas, los investigadores se plantearon demostrar si los cambios en la cantidad de p11 producirían efectos sobre el estado de ánimo.
La hipótesis pudo ser comprobada mediante ratones genéticamente modificados. Los animales en los que se eliminaba el gen p11 tenían un comportamiento claramente depresivo mientras que aquellos con un funcionamiento excesivo de este gen eran diferentes a los roedores normales y similares a los tratados con antidepresivos. Exhibían además un mayor número de receptores B1 en la superficie de sus neuronas.
Tomados en su conjunto, todos estos hallazgos apuntan a que la proteína p11 puede ser un nuevo objetivo para las terapias antidepresivas. "Además de investigar sobre maneras de incrementar la p11 en pacientes deprimidos, podría ser posible llegar a fabricar proteínas que simularan la acción de este compuesto obteniendo así una nueva clase de fármacos antidepresivos", concluyen los autores.


Lic. Nut.Miguel Leopoldo  Alvarado Saldaña

Fundación ProSalud A. C. Seattle Washington.http://www.nutriologiaortomolecular.org/

__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
Regístrate ya - http://correo.espanol.yahoo.com/

No hay comentarios.: